Elementos básicos para comenzar con mi e-commerce

El e-commerce (comercio electrónico) es una forma de vender que ha crecido mucho en los últimos años, atrayendo a infinidad de negocios y empresas por sus buenos resultados. Ahora, a raíz de la pandemia que asola el mundo, parece que el e-commerce crecerá aún más y será una de las salidas más buscadas por todos los que quieran seguir siendo competitivos. Si eres de las personas que está pensando en abrir una tienda en línea o desea llevar el negocio que ya tienes al mundo digital, es necesario que tengas en cuenta algunos elementos básicos sobre la apertura de un e-commerce.

Lo primero que tienes que tener claro es que abrir un e-commerce no es replicar una tienda física de "ladrillo y mortero" en internet sino que se asemeja más a abrir una tienda completamente distinta y que tiene que crecer en un medio diferente que se rige por sus propios factores y procesos. Lo segundo que tienes que saber es que el proceso de crear un e-commerce requiere tiempo, esfuerzo y paciencia, aunque es indudable que los resultados que puedes obtener valdrán la pena.

Un buen punto de partida para adentrarse en el e-commerce es vender tus productos en plataformas de comercio electrónico reconocidas y confiables como Mercado Libre o Amazon. Ahí puedes aprender parte de lo fundamental: a subir los productos (tomar fotografías, videos), a desarrollar contenidos sobre lo que vendes e identificar lo más vendido. En estas plataformas también puedes observar a la que será tu competencia y lo que ellos hacen para que sus productos se vendan, técnicas que podrías apropiarte para obtener los mismos resultados. En otras palabras: comenzarás a familiarizarte con algunos de los factores y reglas que rigen el e-commerce en general.


 

Si tu experiencia con estas plataformas resulta satisfactoria y exitosa, puedes plantearte el siguiente paso: crear desde cero tu propio e-commerce y sacar provecho de todos los beneficios que ofrece esta manera de vender.  Para emprender esta tarea es indispensable que proyectes un plan integral que debe contemplar los siguientes elementos:

  1. Cómo advertí al principio, abrir un e-commerce se asemeja mucho a abrir una tienda completamente nueva, eso significa que también requiere de una inversión. Así que no olvides preparar un presupuesto y ajustar las decisiones que tomes a la medida del mismo.

  2. Sí lo que has proyectado como tu e-commerce ideal es una tienda en línea, debes saber que hay varias opciones para crear una. Esta puede estar integrada como parte de un sitio web o puedes abrirla en alguna de las muchas plataformas que ya existen: Woocommerce, Shopify, PrestaShop, entre otras. La gran ventaja de valerte de estas herramientas es que muchas están pensadas para principiantes, por lo que no necesitas conocimientos de diseño web para utilizarlas.


     
  3. Independientemente de tu elección, una de las cosas con las que tendrás que familiarizarte más a fondo es con el funcionamiento de los sitios web, los motores de búsqueda y las campañas de marketing digital, es decir, los factores y procesos de los que dependerá tu e-commerce para funcionar y despegar. Uno de los procesos más importantes es la optimización en motores de búsqueda (SEO), pues éste representa tu carta de presentación dentro de la red y su correcta implementación es la que te hará visible ante buscadores como Google, con lo que aumentará el tráfico hacia tu sitio web y con ello tus ventas.


     
  4. Dentro de este proceso de optimización de tu sitio web o tu tienda on-line hay que concederle un espacio importante a la creación de contenidos. ¿Recuerdas la recomendación de empezar a vender en MercadoLibre o Amazon? Pues buena parte de lo que ahí hiciste y aprendiste será parte fundamental de tu e-commerce: subir productos, identificar los más vendidos, desarrollar contenidos relacionados con ellos. Una tienda en línea tiene que mantener una actualización y mejora constante para poder sostenerse.


     
  5. Otro de los procesos clave para hacer despegar a tu e-commerce es el marketing digital o SEM. ¿Quieres que la gente empiece a visitar tu tienda en línea? Entonces tienes que promocionarte con campañas que sean efectivas (y estas por supuesto que cuestan). La oferta que hay para anunciarte en la red es muy amplia y abarca desde motores de búsqueda con Google Ads y redes sociales con Facebook Ads) hasta plataformas de entretenimiento y video como Youtube.


     
  6. El último de los mecanismos clave para cualquier e-commerce es la logística. ¿Cómo enviar o entregar los productos que vendes por la red? La mejor opción es hacer una investigación sobre las empresas de paquetería y averiguar cuál de los planes que ofrecen se ajusta mejor a tus productos y a tu negocio en general.

Por supuesto que la planeación de un e-commerce puede incluir otros elementos, pero estos son los que no pueden hacer falta en ningún momento. ¿Son difíciles? ¿Son tardados? ¿Son algo costosos? Todo se podría responder con una afirmación, aún así, no dejaré de insistir en que, por encima de todos los obstáculos, abrir un e-commerce implica entrar en un mundo lleno de oportunidades de crecimiento y que muchas veces supera algunas de las restricciones y complicaciones del mundo real.

______________________
Referencias:

Star e-commerce business
Encuentra el mejor software para tu tienda online
E-commerce tools
Cómo vender online primeros pasos en el e-commerce