¿Y qué tan olvidada tienes a tu marca?

Una marca es mucho más que ya contar con un logotipo y un slogan, y más en tiempos en los que el marketing está jugando un papel realmente importante. Ésta también necesita estar despierta y proyectar eso que la distinga y mantenga día a día con vida de todas las demás en conjunto con otras técnicas y estrategias aplicables. A tu marca también tienes que verla como la tarjeta de presentación para direccionar correctamente la estrategia que definirá tu empresa ante tu público y conseguir todos esos objetivos que tienes planteados. Apóyate en ella, pues entre más fuerte sea su identidad, mejor resistirá todos esos altibajos que hoy en día son impredecibles.

Y, ¿qué puedo hacer yo para que se mantenga activa y presente mi marca en la mente de todos y al mismo tiempo fortalecerla? Respuesta, considerar en tus estrategias estos puntos, y si ya los tienes, te recomendamos que empieces a actuar.

¿A quién le vas a transmitir tu mensaje?

Hemos dejado claro anteriormente la importancia que tiene esto en el tema. Definir para quién va la marca o empresa, qué le interesa, qué necesidad le satisfago, y en dónde le gustaría interesaría tenerme presente. Busca pensar en tu público como persona individual con gustos e intereses siempre constantes.

¿Cómo será tu imagen?

Cuántas veces no con ver la “palomita” de NIKE o la “manzanita” de Mac ya sabes de qué te están hablando. El logotipo es lo primero que viene a nuestra mente cuando pensamos en una marca. Bien planeado y elaborado éste tiene un mensaje que busca representar la esencia de tu marca y proyectar quién eres como producto o empresa. Esto es lo que tienes que mantener visualmente activo. Solamente piensa, cuántas veces muchas empresas han cambiado o rediseñado sus logos. Eso es parte de mantenerlos actuales y activos y así seguir atrayendo a uno u otro perfil.

¿Qué hacer para transmitirla?

Tus estrategias de marca tienen por objetivo mostrar tu propuesta de valor de tu empresa o producto y servicio. Conforme tengas tus estrategias, se definirá tu comunicación. Sin duda será lo que te distinguirá también de hábil y única forma de competencia.

¿Cómo transmitirla?

A grandes rasgos es dónde quieres que te vean, qué medio o canal utilizarás como conexión y conversación con tu público. Recuerda que hoy en día ya hablamos en términos de que la verdad o recomendación de un producto esta a un tweet o a un like de distancia. Los consumidores ya buscamos más canales para obtener información y día a día somos más selectivos. El abanico es grande y con varias opciones: redes sociales, blogs, mailing, website, marketing directo… etc.  Aquí dependerá de tu giro, área, personalidad de marca, los objetivos y por supuesto el público. Recuerda siempre tener una estrategia sólida con propuesta y valor.

¿Qué quieres transmitir?

Ya que tienes personalidad y canales, ¿cómo y con qué hacerlo? Aquí se engloba la forma en qué te dirigirás a tu público: selección de fotografías, registro de mensajes  y recomendaciones (si es muy serio o menos formal, etc.), vídeos, todo medio con el que hablar por tu marca. Esto ayudará a tomar identificación por parte de tu lector brindando principalmente confianza.

Podríamos haberte enlistado 40 puntos, pero no hay más, estos son los que hacen que puedas fortalecer día a día tu marca. Todo y cada uno va interconectado y complementan al otro. Te invitamos siempre a que todo tenga coherencia con o que haces, quién eres, qué ofreces y prometes, sin dudarlo eso es lo que mejor puedes vender con tu marca o producto.