Usabilidad de una página web

¿Qué significa la usabilidad y qué implica en el aspecto de una página web?

La usabilidad (del inglés, usability) es la facilidad con que las personas pueden utilizar una herramienta particular o cualquier otro objeto fabricado por humanos con el fin de alcanzar un objetivo concreto. La usabilidad también puede referirse al estudio de los principios que hay tras la eficacia percibida de un objeto.

Por ende, la usabilidad de una página web es una de las técnicas más prácticas, sencillas y funcionales de conseguir un sitio web sea considerado atractivo y eficiente para cada uno de sus visitantes. Y lograr esto, ha sido gran reto para creadores de las mismas.

La usabilidad ayuda a que esta tarea se realice de una forma sencilla analizando desde el comportamiento humano y todos los pasos que realiza un usuario para buscar la información que  necesita. La mayoría de los proyectos se destacan por utilizar tecnologías muy avanzadas y las últimas técnicas en diseño para crear una atracción visual en la página y ésta llame la atención de sus usuarios. Sin embargo, en ese mismo empeño por impresionar al visitante, olvidan una de las herramientas más elementales de la comunicación online: hacer una página web sencilla y clara.

Hay que tomar en cuenta que, si en los 10 primeros segundos de la visita, su visitante no ha encontrado un elemento claro de que tu página web pueda ofrecerle la información que está buscando, de inmediato saldrá a buscar en otros sitios sin prestar atención a lo que tanto te esforzaste por comunicarle, por interesante que pueda serlo.

Aquí presentamos algunos puntos del porqué tomar en cuenta la usabilidad:

En Internet, el usuario es el que manda. Es importante cuidar a tus visitantes y darles los que necesitan pues sin usuarios una página web sencillamente muere.

En Internet, la calidad se basa en la rapidez y viabilidad. Se ha demostrado que es más que esencial que tu página sea más rápida y directa que bonita, funcional que moderna, sencilla que compleja.

Si quieres hacer una página decente: simplifica, reduce, optimiza. La gente no memorizará tu sitio web por mucho que insistas, así que por lo menos busca hacerlo sencillo, reutiliza todos los elementos que puedas, para que de este modo los usuarios se sientan cómodos y no se pierdan cada vez que necesiten encontrar algo en tu  página.

 No hagas perder el tiempo a tus visitantes con cosas que no necesitan. No quieras vender  o promocionar todo en todas las páginas, hazlo de manera planeada según tus prioridades porque puede llegar a suceder que al ver tanto se distraiga y pierdas una venta.

Buenos contenidos. Escribir bien para Internet definitivamente es importante. Leer en pantalla cuesta mucho, por lo que, en el caso de textos para Internet, reduce y simplifica todo lo que puedas con información clara, atractiva y real, no con información que pueda únicamente provocar desconfianza.

Recuerda que una página web que sea simple en su estructura, con contenidos interesantes, actualizaciones periódicas y un adecuado plan de comunicación a través de medios online, es una web que ayudará a evitar todos los puntos negativos mencionados anteriormente.  De esta forma te aseguramos que tendrás mayor optimización tanto en tu página como en tus servicios. Recuerda que las posibilidades son infinitas, la clave está en hacerlo de manera planeada y basado en lo que a la gente le gusta encontrar en Internet. Y que dentro de tus objetivos esté lograr una comunicación online.