Tu reputación ONLINE es muy importante

En el mundo virtual, la reputación es uno de los activos de su empresa más importantes. Una buena reputación infunde confianza en sus consumidores y socios de negocios, y también puede ayudar a sobrellevar la mala prensa. Gran parte de su éxito en línea está relacionado con la reputación, por lo que debe ser protegida y mantenida.

Los medios de comunicación social han tomado el control de las marcas y se lo ha puesto en las manos a los consumidores. No importa cómo se defina su marca, pues todo se reduce a lo que su público dice. Un comentario negativo en una red social puede extenderse como un reguero de pólvora en cuestión de segundos y las empresas deben estar preparadas para hacer frente a cualquier caída de estas.

 

A continuación mostramos cinco formas a través de las cuales podremos comenzar a gestionar mejor la reputación online de nuestra marca, negocio o empresa:

Configurar alertas de correo electrónico

Todo lo que se necesita es una cuenta Gmail. Las alertas son el intento de Google para condensar la actividad de la web en torno a una palabra clave o frase de búsqueda en un correo electrónico diario. Si bien no muestra toda la repercusión sobre la empresa o palabra relacionadas, es una buena manera de obtener una instantánea diaria de todo lo que está pasando en línea.

Mantenga un ojo en los foros de la industria

Los foros son el primo híbrido de los blogs y redes sociales y un caldo de cultivo propicio para las reclamaciones de los consumidores. Muchos a su vez buscan allí soluciones a sus problemas o hacen pregunta sobre sus productos. Al ser miembro activo de un foro, será capaz de responder directamente las preguntas y quejas, creando una reputación fuerte y continuar el proceso de un gran programa de servicio al cliente.

Silencio en los medios de comunicación sociales = muerte

Siempre debemos responder de forma rápida, ya no podemos darnos el lujo de responder una semana o un día más tarde. Debe ser al momento y si es necesario, ante una queja grave, emitir un comunicado de prensa al respecto. Los consumidores tienen poca paciencia en los medios sociales, así que no debemos meter la cabeza en la arena y esperar que las cosas pasen pues el silencio sólo perjudica nuestra reputación.

Fortaleza relaciones con los líderes de la industria

Los bloggers tienen mucho poder y ser respetado y popular entre ellos, nos favorecerá en sobremanera. Ningún blogger inteligente se alineará con una empresa con mala reputación, con lo que si les tenemos de nuestro lado, tendremos gran reputación, además de tener apoyo contra los famosos trolls en línea.

Mantener las líneas de comunicación abiertas

Una de las formas más sencillas de dañar nuestra reputación es aislarnos de los consumidores. Si no dejamos que se comuniquen, les estamos diciendo que no queremos conversación. Usted debe animar a los clientes a escribir comentarios en línea sobre su empresa, agradecer a quienes nos elogien, y responder amablemente aquellos negativos. Si intentamos apartar los negativos, sólo acarraremos más.

Básicamente, la mejor forma de gestionar su reputación online es ser proactivo al respecto. Se debe construir una reputación fuerte y sólida e incluso defendernos cuando debe de ser. Es difícil ponerse al día en línea porque las noticias literalmente, viajan por todo el mundo en cuestión de segundos y una vez alejado, no podemos recuperarlo, con lo que debemos ser cuidadosos.

Piense en su reputación en línea como paredes de una muralla medieval, que resistan un ataque y en lo posible, que podamos prevenirlo pues no hay que olvidar que una vez hechos los muros, en medio de un ataque, no podrán ser elevados mucho más.

Fuente: MKT directo