¿Que tan recomendable es actualizar mi sitio web?

Con el movimiento y renovación constante de nuestros días ¿Qué necesidad hay de que una página web se mantenga viva y los usuarios sigan visitándola? Por la simple y sencilla razón de que hoy en día los internautas han tomado más participación, presencia y voto dentro de Internet, básicamente, es él el que toma las decisiones, dan el “sí” o el “no” como usuario. Además de que, si éste mismo no encuentra uncontenido fresco, frecuente, periódico o simplemente una razón para visitar un sitio web, no encuentra motivo para permanecer y conocer todo lo que ofreces.

Con frecuencia se cree que un sitio web está terminado después de que el diseño, la selección, la construcción, la organización y los contenidos iniciales están determinados y subidos online. Pero no es así. Para que una página de verdad se mantenga activa y visitada, la actualización y suma de contenidos nunca deben terminar, esto aplica de la misma forma en la que cualquier negocio físico debe mantener promocionando sus productos con promociones e información para atraer el continuo interés en sus clientes.

Al actualizar tu contenido, das ese aliciente estimulante para que tus clientes vuelvan a visitar tu sitio web, manifestando así claramente su fidelidad y evidencia de que realmente tu información les es útil, vigente y práctica para todas sus necesidades online.

¿Pero cómo o con qué puedo actualizar mi sitio web?

Con actualizar nos referimos a añadir periódicamente tus contenidos, consejos prácticos, soluciones y recursos que resulten de verdadera utilidad para tus potenciales visitantes; una opción puede ser un blog o foro. Otra opción puede ser publicar información que acontezca en torno a tu negocio, actividad o rubro, busca qué puedes explotar  a través de tu sitio web: alguna oferta del mes, un nuevo servicio, la renovación instalaciones o equipo, apertura de un nuevo local, el contrato o proyecto con un nuevo cliente, etc.

Así como es tan importante añadir nuevo contenido, de igual forma es eliminar aquél que se encuentre desfasado o renovarlo para que siga siendo útil y actual. Por ejemplo, puedes notar que mucha gente abandona tu web en la página de inicio, por lo que sería conveniente analizar si es necesaria una reestructuración más llamativa. O de lo contrario,  puede ser que las personas entren a tu página buscando un tipo de contenido específico dentro de todas tus ofertas, por lo que una buena estrategia podría ser ofrecer más contenido de ese tipo.

El mantenerte actualizado ayuda a que:

- Tus visitantes estén pendientes, vuelvan.

- Mejora y conserva tu posicionamiento en buscadores.

- Creces y te mueves al ritmo constante de la  red hoy en día.

Con las actualizaciones, se busca que no abandones a su suerte a tu proyecto en Internet. Recuerda que la clave del éxito es el trabajo constante, y de igual forma hay que hacerlo con tu sitio web si es que quieres conseguir buenos resultados y muchas visitas.

Si quieres que tus visitantes vuelvan, debes darles algo nuevo que ver, corregir errores o tropiezos que hayan surgido y mantener tu sitio vivo. Bien dicen por ahí: renovar o morir, ¿no? Las visitas no vienen solas.

Actualiza tu web con frecuencia para seguir creciendo. Debes dar a notar tu dinamismo, capacidad de flexibilidad y apertura. Ten presente que puedes aprovechar todo lo que Internet te ofrece. Busca reflejar estos puntos y que entre lo más importante para ti esté también el contenido, no solamente la imagen.