¿Qué implica tener una oficina virtual?

Si estás pensando hacer realidad tu sueño de independizarte y emprender tu propio negocio, pero lo único que te lo impide es que no cuentas con capital suficiente para pagar una oficina en físico. No dejes que esto te limite, piensa una oficina virtual como una excelente alternativa.

Una oficina virtual, más que sólo un domicilio fiscal.

Es común que al hablar de oficinas virtuales la gente piense que lo único que ofrecen es un domicilio fiscal, pero nada más alejado de la realidad que esto; este modelo de negocios te ofrece la oportunidad de contar con una imagen empresarial, instalaciones corporativas y una atención profesional para sus clientes a muy bajo costo. Así además de contar con una oficina donde atender a tus clientes siempre que sea necesario, podrás tener servicios como:

- Asistente virtual que conteste las llamadas con el nombre de tu empresa.
- Sala de juntas.
- Sala de capacitación.
- Recepción y envío de correspondencia.
- Servicios de impresión y fotocopiado.
- 60% de ahorro o más en costos de mantenimiento, renta, luz, teléfono y agua, entre otros.

Todos estos servicios le darán a tu empresa una imagen seria y formal que hará que tus clientes y proveedores se sientan seguros de ella y te dejará tiempo para ocuparte de lo que realmente es importante para tu negocio.

Si te interesa saber más sobre una oficina virtual y los precios y paquetes que puedes adquirir visita:

ksnegocios.com