¿Por qué tener un propio plan de marketing?

El plan de marketing es la herramienta básica de gestión que debe utilizar toda empresa orientada al mercado que quiera ser competitiva. Es una herramienta que sirve para prever cuál será el comportamiento comercial en una empresa durante un periodo específico de tiempo.

En marketing, como en cualquier otra actividad gerencial, toda acción que se ejecuta sin la debida planificación proyecta al menos un alto riesgo de fracaso o amplio desperdicio de recursos y esfuerzos. Intentar que un proyecto tenga éxito sin servirse de un plan de marketing, es como tratar de navegar sin mapa y puntos marcados.

El plan de marketing proporciona precisamente esto, una visión clara del objetivo final y de lo que se quiere conseguir en el camino hacia la meta, y a la vez informa con detalle acerca de la situación y posicionamiento en la que se encuentra la empresa, marcando las etapas que se han de cubrir para su consecución. Tiene la ventaja añadida de que la recopilación y elaboración de datos necesarios para realizar este plan permite calcular cuánto se va a tardar en cubrir cada etapa, dando así una idea clara del tiempo que se debe emplear para el mismo, qué personal se debe destinar para alcanzar la consecución de los objetivos y de qué recursos económicos se deben y pueden disponer.

Sin un plan de marketing, nunca se sabrá si se han alcanzado los resultados de una empresa y lo que se debe cambiar o modificar, o de lo contrario, sólo se estará en posición vulnerable en cuanto a todos los factores que existen actualmente en el mercado.

Hoy en día, el marketing electrónico también puede ser de gran ayuda para agilizar esta parte, ofrece mayores porcentajes de respuesta y permite probar la efectividad de las campañas con audiencias más pequeñas. Además, facilita el concentrarse en segmentos específicos de clientes y puede ayudar a una empresa a generar mayores ganancias a partir de su base existente de clientes, comprender mejor el comportamiento de los mismos y usar la personalización para generar mayor fidelidad del cliente.

A continuación se muestran algunas características generales del  plan de marketing que se deben tomar en cuenta:

- Es una herramienta de trabajo empresarial.

- Es periódica, es decir, habitualmente su tiempo de desarrollo es para un año, aunque hay empresas que lo desarrollan para periodos más cortos (3 o 6 meses, según la actividad empresarial).

- El diseño debe seguir un orden, sin esto sólo se perderá su efectividad.  

- El plan de marketing debe ser realista, ambicioso, fácil de seguir por todos en la empresa, con datos objetivos y toma de decisiones (estrategias, tácticas, medidas, presupuestos, etc.) ajustadas a mercado y a la empresa.

- Es un documento flexible, por lo que debe ser susceptible de ser modificado.

En términos generales, el contenido del plan estratégico de marketing, es el siguiente:

1.    Análisis de la situación o diagnóstico.

2.    Objetivos de marketing.

3.    Posicionamiento y ventaja diferencial.

4.    Mercados meta y demanda del mercado.

5.    Mezcla de marketing.

6.    Evaluación de resultados o control.

Por lo tanto, el plan de marketing es una herramienta necesaria y vital para todo tipo de empresa, sin distinción en tamaño, productos, servicios o filosofías. Su finalidad es centrar en los intereses del cliente para ofrecer los productos que más se adecuen a sus gustos y deseos. Se debe pensar qué quiere comprar el cliente para comercializar esto mismo, y por supuesto hacerlo de manera rentable para la empresa con objetivos reales.

Te invitamos a implementar esto para tu empresa, sin duda tendrás más en claro todo lo que puedes hacer y lograr.

Tú, ¿quieres dar pasos con firmeza y diferencia en marketing?