Neuromarketing: un viaje mercadológico al cerebro del consumidor.

¿Alguna vez pensaste que el marketing podría estar relacionado con las neurociencias? ¿Y que con eso va relacionado lo que el cliente quiere y lo que realmente desea satisfacer?  El neuromarketing puede resultarte algo totalmente desconocido o tal vez hasta puede resultarte extraño, sin embargo, se han realizado un sinnúmero estudios que demuestran que las neurociencias pueden ser aplicadas a la mercadotecnia teniendo resultados sumamente satisfactorios para ambas partes.

Es cierto que el aprovechamiento y empleo de esta técnica ha sido pauta para la planificación y creación de estrategias mucho más innovadoras, creando un giro totalmente en el marketing en combinación con los estímulos y sugerencias a los que científicamente también responde un consumidor.

Empecemos por definir. El neuromarketing consiste en la aplicación de técnicas pertenecientes a las neurociencias al ámbito de la mercadotecnia, estudiando los efectos que tienen la publicidad y otras acciones de comunicación en el cerebro humano con la intención de poder llegar a predecir la conducta que tiene el consumidor1. Por tanto, utiliza técnicas como la de biofeedback, que permite al sujeto tener consciencia de sus cambios físicos y biológicos de los que normalmente no lo nota (pulso, conducta en la piel, presión arterial, respiración, ritmo cardíaco, estado de sus pupilas…) mediante aparatos electrónicos que crean señales auditivas o visuales y ya con eso se perciben la presencia o ausencia de emociones y la intensidad que un participante pueda tener al ver un anuncio o utilizar un producto y con ello obtener conclusiones entre reacciones inconscientes y estímulos naturales.

En otras palabras, con neuromarketing se puede profundizar en las emociones del consumidor obteniendo cuáles son los parámetros del consumidor a la hora de tomar la elección de decidir por algo en especial.

Como verás, es un tema muy interesante que lleva a pensar y preguntarse infinidad de cosas, desde como el marketing, en especial la publicidad, puede manejar nuestros gustos o preferencias hasta el por qué reaccionamos de esta u otra manera al ver una marca o producto.

A diferencia de todo, con el neuromarketing obtenemos una ventaja a diferencia de todos, pues obtenemos un análisis de forma científica en los que se pueden observar las respuestas reales de las personas.

En el aspecto empresarial con el neuromarketing se disminuyen riesgos ya que se hacen productos que están más ligados con lo que quieren y necesitan realmente las personas.

En otro aspecto, también se podría interpretar que en neuromarketing no tiene otro fin más que manipular directamente al consumidor al inducirlo aprovechando esa información para consumir los productos que las empresas quieren ofrecer sin importar la calidad o naturaleza de los mismos.

Neuromarketing, una experiencia multisensorial que está cobrando mucho más fuerza hoy en día en la que con fundamentos y factores de influencia se busca conocer más a fondo al consumidor, complementando de muy buena manera a la forma de hacer marketing tradicionalmente.

Ahora que conoces esta nueva tendencia en el marketing, ¿qué opinas como consumidor y cómo empresa? ¿Crees que esto ya haya influido alguna vez sobre ti? ¿Has tomado alguna decisión por algún color, logotipo,  iluminación del lugar o sonido en el ambiente?