Mix de marketing: las 4 Ps y las 4 Cs

El mix de marketing, la mezcla de mercadotecnia o  marketing mix, en inglés, según Belch G. y Belch M. (2004) se lleva a cabo cuando se elabora un producto que cumpla con las necesidades y deseos del consumidor examinadas con detenimiento y que se ofrece a un precio determinado, se pone a disponibilidad en lugares o canales de distribución particulares y se lleva a cabo un plan de promoción o comunicación que genere interés y facilite los procesos de intercambio y el desarrollo de relaciones. En síntesis, la mezcla de mercadotecnia es un conjunto de variables o herramientas controlables que se combinan para lograr un determinado resultado en el mercado meta, como influir positivamente en la demanda, generar ventas, entre otros.

Los cuatro elementos de la mezcla de mercadotecnia se conocen como las “4 Ps” son: producto, precio, promoción y plaza.

Producto. Es el conjunto de atributos tangibles o intangibles que la empresa ofrece al mercado meta, así como todo lo que forma parte de ellos, el empaque, garantía, servicio, marca, imagen de la compañía, valor y muchos otros factores que vienen de la mano.

Precio. Es la cantidad de dinero que los clientes tienen que pagar por un determinado producto o servicio. El precio representa la única variable de la mezcla de mercadotecnia que genera ingresos para la empresa, el resto de las variables generan egresos.

Promoción. Consiste en las actividades con el objetivo de informar, persuadir y recordar las características, ventajas y beneficios del producto.

Plaza. También conocida como posición o distribución o método que utiliza la empresa para poner el producto a disposición del mercado meta.

Con base en lo anterior, las estrategias pueden transformarse en programas de apoyos concretos para que una empresa pueda llegar al mercado con un producto satisfactorio de necesidades y/o deseos, a un precio conveniente, con un mensaje apropiado y un sistema de distribución que coloque el producto en el lugar correcto y en el momento más oportuno.

La mezcla de mercadotecnia es uno de los elementos tácticos más importantes de la mercadotecnia moderna y con las variables (las 4 Ps) se ha constituido durante muchos años en la estructura básica de diversos planes de marketing, tanto de grandes, medianas y pequeñas empresas. Sin embargo, y conforme los avances tecnológicos se va permitiendo la creación de nuevos escenarios para los negocios y nuevos mercados que están aportando nuevos enfoques y comportamientos en esta área y ya no sólo sean las 4 Ps sino las 4 Cs: cliente, características, comunicación y comercialización.

Las 4Cs se definen como:

Cliente. Es la persona que puede satisfacer una necesidad a través del bien o servicio que brinda una empresa; por eso, es primordial complacerlo. Si se satisface con lo que realmente necesita se va a sentir satisfecho con el servicio y será factible realizar un proceso de fidelización más eficiente.

Características. Cada empresa debe esforzarse por conocer a sus clientes, saber qué aspectos del servicio les proporcionan mayor comodidad y ofrecérselos no sólo enfocado en lo básico que se puede obtener, ir más allá.

Comunicación. Es la estrategia de comunicación que sea coherente, posible y práctica para lograr estar comunicado e interactuar con todos y cada uno de los clientes y así lograr la presencia que queremos en ellos.

Comercialización. Dar a un producto condiciones y vías prácticas, viables y cómodas de distribución para su venta y ésta logre ser un valor agregado para que el consumidor pueda elegir tu producto dentro de una sana competencia.

En el siguiente diagrama podrás ver cómo es que evolucionaron las 4Ps a las 4Cs.

La globalización de los negocios y el creciente reconocimiento de la importancia de la retención del cliente, de la interacción y las redes en los mercados industriales, los ecosistemas empresariales, el ciclo de vida de las relaciones con el cliente y del mercadeo de relaciones, entre otras tendencias y criterios, empiezan a crear nuevas corrientes en el pensamiento sobre la teoría y práctica del mercadeo, y sobre todo, todo lo necesario para adaptar y seguir logrando el objetivo principal del marketing, la satisfacción de las necesidades y/o deseos del mercado meta, y para ello puedes incluir en tus estrategias las 4Ps y 4Cs.

Tú, ¿ya conocías esta evolución?