E-commerce: una forma de facilitar la vida

Esta nueva era digital ha traído grandes cambios en la forma de socializar, de hacer negocios, de aprender y también de comprar. El e-commerce o comercio electrónico ha venido jugando un papel muy importante en el entorno, a tal grado que algunos de nuestros hábitos se han modificado y todo es gracias a las facilidades de alcance que tenemos al estar conectados. Hoy en día ya no podemos pensar ni creer que el comercio electrónico únicamente se trata de las compras realizadas a través de una página web, aquí te explicamos el nuevo concepto de e-commerce y cómo puedes aplicarlo para mejorar las ventas en tu empresa.

Los consumidores nos estamos volviendo más selectos a la hora de comprar, casi siempre pedimos la opinión de otras personas o, en su caso, buscamos información en Internet sobre algún producto o servicio que nos interese antes de tomar alguna decisión. Una vez que ya estamos seguros realizamos la compra, ya sea en un establecimiento físico o no. Todo este camino que recorremos antes de tomar una decisión también es parte del comercio electrónico, es decir, si mi decisión de compra se basa en algo que leí o vi en Internet, entonces es e-commerce.

También es necesario dejar claro que la venta en línea no sólo es funcional para el sector comercial o para vender productos físicos. Lo maravilloso de este mundo digital es que también puedes vender servicios, como Netflix o Spotify que te ofrecen entretenimiento y música al alcance de tu mano, o como Platzi que vende cursos y carreras en línea a un muy bajo precio. Ejemplos como estos hay muchísimos, incluso ahora ya puedes comprar boletos de avión, de camión y hasta del cine por internet.

La clave del e-commerce en la era digital es hacer más fácil los procesos que nos toman más tiempo o que pueden ser tediosos. Por eso no importa el sector al que perteneces, busca la manera de facilitarle la vida a tus clientes. Como parte de una buena estrategia de enganche puedes ofrecer tu servicio o tu producto gratis por un mes, una semana o un día. También te recomendamos dar a tu cliente un poco más de lo que espera para que experimente el efecto “wow”, en una palabra: sórprendelo y también haz que se sienta satisfecho con tu servicio, seguro te recomendará.

Si aún no estás convencido de que el e-commerce es una excelente opción para tu empresa, te recomendamos este artículo donde podrás conocer más ventajas de aplicar esta innovadora forma de vender.

Comercio electrónico (E-commerce)