Conforma una buena estrategia de e-mail marketing

Ya hemos hablado anteriormente de las estrategias y el importante papel que juega el e-mail marketing y el potencial efectivo que éste aún tiene. Incluso con la llegada de las redes sociales, el correo electrónico se sigue revisando y leyendo, siempre y cuando tu remitente sea de alguien que sabemos aportará información de valor y funcional. Pero aquí entra una pregunta, ¿has analizado si lo estás haciendo bien y si contiene lo que tu lector meta espera?

No te agobies, ni creas o tomes estos puntos como absolutos, pero sí considéralos importantes para empezar, pues tienes que estar consciente de que esto del Internet y el marketing no son ninguna técnica mágica, sino que hay conjuntar varios detalles y ser escrupulosos para que la técnica realmente funcione.  Además de considerar aspectos y opciones que para visualizarlos van modificándose día con día.

Lea: e-mail marketing: ¿Qué acción tiene esta palabra compuesta? 

El e-mail marketing, no es la excepción. Que si la imagen, que si el diseño, que si el título, que si no se ve bien, a quienes se lo vas a enviar, etc, son todos factores que pueden ayudar a tener una mejor respuesta, sin embargo aquí te compartimos otros que pueden ayudarte a tomar mejores decisiones. 

Planifica tus publicaciones: Puedes ver si es más conveniente que envíes una o dos veces al mes tal vez para empezar a ver reacciones, pues más podría resultar molesto o hasta invasivo y tampoco queremos que desde el principio haya reacciones negativas.

Segmenta para aventajar: Porque no todos tus clientes son iguales, hay diferentes acciones que puedes modificar para cada tipo de ellos. No es el mismo contenido de e-mail marketing el que tienes para tus clientes potenciales, que los clientes que recién has adquirido y los clientes que quieres fidelizar.

Sé móvil: Actualmente hay cifras en las que un 80% demuestra que los usuarios de correo electrónico revisan su bandeja a través de algún dispositivo móvil. Es un buen porcentaje, ¿no? Visualiza y busca que tus correos  se lean en dispositivos móviles, así habrá menos pretextos y te leerán desde cualquier lugar.

Personalízate: Tus clientes reciben bastante información diariamente así que tienes que destacar y ser atractivo. Crea e-mails diferentes, cambia de los modelos tradicionales, en que hay textos enormes que abruman. Ingresa acceso a tu contenido. El e-mail marketing no es para que vendas a la primera, tienes que buscar que visiten tu sitio, blog o negocio en línea para que ahí vayan directo a la acción que quieres. Sólo procura no saturarlo pues lograrías llegar más rápido de lo que esperas a la bandeja de no deseados. Crea algo que atraiga su atención desde el primer momento, que sea rápido y fácil de compartir.

Crea un vínculo correos-clientes: Si crees que el detalle es tener una gran lista de contactos y llenarlos de e-mails con fines comerciales, estás equivocado. Es importante también la relación que tengas con ellos y para ello es imprescindible que te consideren como aquél que les proporcione que les sea útil, solucione los problemas en los que tú puedas apoyarlo y que por supuesto los motive a querer estar pendiente de ti, más que venderles solamente. Demuestra que entre tus objetivos está ayudarlos, informarlos y agradecerles que formen parte de tu lista.

Sé continuo. Busca que se note la continuidad y serie de tus correos, utiliza palabras como “El boletín de la semana”, “Esta ocasión te presentamos”, etc. , estás introducciones tienen mejor respuesta que un correo aislado y sin continuación.

Muéstrate tal cual eres: Presenta tu autenticidad y originalidad, no hay factor más desagradable que te pinten “la clave del éxito” y de alguien que no conoces. Como lector, es atrayente y grato recibir información de quien en verdad conoces, te aseguramos que tendrás una tasa de apertura y respuesta mucho mayor.

Y bien, qué opinas de estos puntos, ¿habías considerado esto para tus campañas en e-mail marketing?