Aplicaciones móviles: funcionalidad con practicidad

Basta con voltear a ver tu celular para caer en cuenta que es una herramienta que hoy en día ha determinado la forma en que satisfaces y cubres muchas de tus necesidades de comunicación, administración, vida y entretenimiento, y que día a día nos van sorprendiendo con cada uno de sus alcances.  ¿Pero qué es lo que permite hacer todo esto? Hoy vemos, leemos o mínimo escuchamos una vez al día que ha salido una nueva aplicación móvil, pero, ¿qué son y porque todos hablan de ellas?

Una aplicación móvil es un programa que puede, o ya estar incluido en tu celular, o lo puedes descargar de la web. A estas aplicaciones puedes acceder directamente desde tu teléfono o algún otro dispositivo móvil (tablet, reproductor mp3) para beneficiarte de sus propiedades, características y funcionamiento, y puedas tanto ahorrar como hacer más práctico tu entorno digital.

Estas aplicaciones móviles se utilizan dependiendo del sistema operativo y el tipo de aplicaciones que corresponde al dispositivo que tengas. Los sistemas operativos móviles actuales y más populares con aplicaciones en el mercado son: Apple, Android, Microsoft y BlackBerry. Cada una de ellas tiene una “tienda” de aplicaciones que funciona en línea y en la cual puedes buscar, descargar e instalar en tu dispositivo todas las que te parezcan útiles tanto para tus necesidades personales o profesionales.

¿Pero básicamente en qué basan su popularidad?

Algunos de los beneficios más sonados y citados son que los usuarios de las mismas obtienen un grado de utilidad y practicidad impresionante al que no estaban acostumbrados en años anteriores, y entre ellos están:

  • La facilidad y rapidez con la que se acceden a través de ellas a la información en todo momento sin necesidad de filtros previos o pérdida de tiempo por ingresar datos en cada acceso.
  • Mayor organización. Las aplicaciones brindan una mejor administración de datos, contactos, calendarios, notas, archivos, documentos de los que ahora pueden disponer no sólo desde un ordenador.  
  • Confianza. Los usuarios pueden almacenar sus datos  personales de manera segura, y con eso, ahorrar tiempo y acceder rápido a sus preferencias.
  • Posibilidades de comunicación más funcionales y actuales que una llamada telefónica on un SMS.
  • Posibilidad de comprar de manera inmediata desde cualquier lugar sin entrar a un sitio web.
  • Amplias posibilidades de entretenimiento para los diferentes gustos: lectura, juegos, música, deporte, eventos; básicamente distracción de cualquier tipo.
  • Pueden personalizarse a su gusto.
  • Son dinámicas, vistosas y entretenidas.

 

Por supuesto, todos estos puntos los han sabido aprovechar muy bien todo tipo de negocios, creando sus propias aplicaciones, obteniendo y ofreciendo beneficios, tanto de forma gratuita como con una tarifa considerable. Con este tipo de accesibilidad y diferencia en experiencia, han logrado sin duda gran demanda de los usuarios de estas aplicaciones. Porque, tal vez todo esto comenzó como un complemento para las funciones celulares, pero creo que ahora somos muchos los que no entenderíamos un teléfono o sistema operativo móvil que no contara con algún tipo de aplicación que ya forman parte de nuestras vidas.

Tú, ¿cuáles utilizas y en qué dispositivos las usas? Seguro tienes alguna que compartirnos.